Amantes de las barbas, ¡la ciencia os apoya!

barbaSi eres de los que les gusta llevar una buena barba bien tupida pero sientes que te miran raro, no te preocupes: la ciencia está contigo.

Investigadores de la División de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Medicina en el Hospital Brigham de Boston, EEUU, se preguntaron si es realmente higiénico que los enfermeros tengan abundante bello facial, ya que podría ser un lugar de acumulación de bacterias. Ni cortos ni perezosos, tomaron muestras (frotis labial y de mejilla) de más de 400 enfermeros de diferentes edades, departamentos, grados de bello facial, etc., y compararon la flora bacteriana presente en la superficie de la cara de enfermeros con y sin bello facial.

Para su sorpresa, el estudio dejó claro que los enfermeros sin barba, sin importar de qué edad o departamento, tenían más bacterias potencialmente peligrosas en sus mejillas que sus compañeros barbudos.

Una de las posibles explicaciones que da el estudio es que afeitarse con regularidad puede producir lesiones en la piel de la cara, favoreciendo el crecimiento de bacterias.

Pero la historia aún va más allá… Los chicos del programa de la BBC “Trust me, I’m a doctor” decidieron repetir el experimento gracias a la colaboración del Doctor Adam Roberts, de la University College London. Y ellos encontraron algo aún más interesante: en las muestras provenientes de caras barbudas, había “algo” capaz de eliminar al resto de bacterias. Recordemos que los antibióticos son sustancias producidas de forma natural por microorganismos, así que el concepto no es para nada extraño, pero desde luego no esperaban que una barba fuera el lugar en el que hallar un nuevo antibiótico.

El tema requiere de más investigación, pero de momento los resultados son muy interesantes: los barbudos tienen una piel facial con menos bacterias patógenas e incluso parece ser que cuentan con su propia fábrica portátil de antibiótico. Increíble.

 

Saber más:

– Para leer el artículo completo: http://www.journalofhospitalinfection.com/article/S0195-6701(14)00090-5/pdf

– Para leer el experimento de “Trust me, I’m a doctor“:

http://www.bbc.com/news/magazine-35350886

 

Anuncios

La verdad sobre la manzana de Apple

Es probable que te hayaAlan turing memes encontrado más de una vez con este meme o similar circulando por Internet. En él se explica cómo Steve Jobs diseñó el logotipo de su empresa Apple como una manzana mordida inspirándose en la trágica historia y muerte del científico Alan Turing.

Ahora bien, como con CUALQUIER cosa que encontramos por Internet, debemos pararnos un segundo y preguntar, ¿qué hay de cierto en esta historia? ¿y qué hay de falso? Después de contrastar con fuentes fiables, nos encontramos con varias medias verdades e inexactitudes. Nos hemos quedado con tres.

  1. Alan Turing NO fue el inventor del primer ordenador. No, no lo fue, pero si fue un gran encriptador, matemático, científico de la computación y lógico. Contribuyó a la computación con la máquina de Turing, sus estudios del sistema FISH, desarrollo de máquinas Colossus, colaboración con la Manchester Mark I, etc. Sin embargo, fue Charles Babbage, unos 100 años antes, a quien se reconoce como el padre de la computadora.
  1. La 2º Guerra Mundial no terminó sólo por la contribución de Turing. En el final de la Segunda Guerra Mundial fue determinante la descodificación de los mensajes que los alemanes utilizaban para comunicarse entre ellos. Los mensajes eran codificados por una máquina encriptadora conocida como Enigma. En 1929, unos soldados polacos consiguieron hacerse con una de estas máquinas Enigma, cuyo trabajo de descifrado fue compartido entre la Estación PC Bruno en Francia y Bletchley Park, en Reino Unido. Allí precisamente, fue dónde trabajaba Turing y su equipo, que fueron los que finalmente consiguieron descifrar el funcionamiento de la máquina y permitió a los aliados espiar la correspondencia alemana.
  1. El logotipo de Apple no está inspirado en la historia de la muerte de Turing. Tal y como explicó hace tiempo en una entrevista el diseñador del logotipo de Apple, Rob Janoff (no Steve Jobs) la idea original de la manzana viene de la famosa viñeta de Newton descubriendo la gravedad, no de Adán y Eva o de la muerte de Turing. Decidieron añadirle un mordisco para que la forma del logo se identificara más con la de una manzana y no la de cualquier otra fruta.

 

Saber más:

 

El fin de una mente maravillosa

nashEl pasado día 24 de Mayo, el famoso matemático estadounidense John Nash y su mujer, Alice, fallecieron en un accidente de tráfico. Es posible que a muchos este nombre no les suene de nada, pero seguro que alguno ha visto o ha oído hablar de la película “Una mente maravillosa” (“A beautiful mind”), protagonizada por Russell Crowe en 2011, basada en la novela de mismo nombre publicada dos años antes por Sylvia Nasar.

En esta biografía se refleja como John Nash aprendió no sólo a vivir, sino también a trabajar como matemático sufriendo esquizofrenia desde que le fue diagnosticada a los 30 años de edad. A pesar de esta grave enfermedad, Nash fue capaz de desarrollar importantes contribuciones al campo de la matemática, como la teoría de juegos, por la que recibió el premio Nobel de Economía en 1994. También recibió el premio Abel de la Academia Noruega de Ciencias y Letras el pasado mes de Marzo por toda su trayectoria. La teoría de juegos estudia el comportamiento y la toma de decisiones de diferentes individuos y fue revolucionaria para la forma de entender la economía actual.

John Nash fue todo un ejemplo de talento y superación, pero no es el único caso de investigador que ha debido hacer frente a problemas psiquiátricos o psicológicos. Es el caso, por ejemplo, de Charles Darwin, que sufría de agorafobia (miedo a los espacios abiertos), lo cual sin duda debió haber dificultado seriamente sus largas horas de observación en plena naturaleza. Asimismo, no es muy conocido el caso de Nikola Tesla, que sufría Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), una enfermedad que le hacia obsesionarse con los gérmenes, por ejemplo, o el numero 3.

La esquizofrenia nunca abandonó a John Nash, fue él el que tuvo que tomar la decisión de luchar contra los pensamientos paranoicos de su mente hasta su ultimo día. “Finalmente renuncié a mis hipótesis imaginarias y volví a pensar como otros humanos lo hacen en circunstancias convencionales, y volví así a mi investigación matemática”.

Links de interés: